martes, 8 de julio de 2014

Invertebrado III

Aférrate al papel y no despliegues
los bordes afilados 
de tu carta,
suprime las verdades dolorosas, 
expulsa del adiós 
la amarga pena,
olvida que una vez fui 
la moldura, 
de todos tus desvelos nocturnales.
 
Soslaya de las letras
lo ilegible, 
y borra del pasado la memoria, 
la hiedra que ha crecido
inexorable
en la pupila cruel de tu mirada.
 
Escribe un epitafio vida mía,
¿Qué novedad habrá
que yo no sepa?, 
¿Qué torpes juramentos que no rompas?, 
¿Qué deshonestidad que no repitas?.
 
Escribe, borra y tacha 
los olvidos,
anuncia el nuevo inicio de una historia,
arranca aquellos brazos
que te amaron,
caderas, sexo y risas que custodian
la seda de mi cuerpo sin edades.
 
Escribe con el alma, con la duda
de aquél que nunca supo 
a donde iba
y solo se ha quedado ante la playa
mirando sus recuerdos 
en la arena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada