sábado, 9 de agosto de 2014

FIERA Y MIEDO I

Mi boca es agua fresca del aljibe, 
mi sentimiento fausta bienvenida.
Mi cuerpo; luz de luna, la guarida
que en mis ardientes pechos te recibe. 
 
Ya no soporta el lápiz que te escribe; 
estoy a campo abierto, conmovida, 
en búsqueda brutal y desmedida 
del clandestino amor que me desvive.
 
A nadie puedo amar así, no puedo,
si solamente tuya yo he nacido
y solamente tuya yo me quedo.
 
Soy fiera que por ti se ha convertido 
en solo una mujer gimiendo quedo,
viviendo lo que nunca había vivido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada