jueves, 23 de octubre de 2014

Para lo que ha quedado el rojo

El rojo ha desolado las parcelas
en donde ayer reinaba el prado verde,
de rojo las mansiones, las aceras,
de rojo las pupilas de la gente.
 
Pintado está de rojo el azul cielo,
corbatas, pantalones y camisas,
de rojo son los pactos traicioneros,
de rojo va la cómplice sonrisa. 
 
De rojo el despreciable servilismo, 
de rojo diputados, barraganas,
de rojo los burgueses, nuevos ricos.
en una Venezuela devastada.
 
De rojo la riqueza mal habida,
de rojo el alimento racionado,
de rojo el extranjero, las pandillas,
que tienen tanta muerte entre sus manos.
 
De rojo va mi sangre acuartelada
por el crujir de sables en el suelo.
Para lo que ha quedado el rojo grana.
Si así me dan el rojo, no lo quiero.


1 comentario: