jueves, 11 de diciembre de 2014

TATUAJE


Quiero hacerme un tatuaje
que comience en el excusado y termine
en consonante.
Desisto de mi impulso, elijo especular
sobre el arte de sobrevivir
a mi propia dermis,
sobre el excremento
que no penetra ninguna aguja,
tinta china o
programa de televisión.
 
No ha sido fácil
hacer tuercas, suertes 
y malabarismos de toda especie
para llegar ilesa al día de hoy,
comiéndo recuerdos
salpimentados,
sofritos,
injertados en el palo de rosa
que vi en tu pierna derecha
invadiendo los territorios callejeros
de tu vientre.
 
Reanudo mis intentos
por recordar tu nombre,
solo me acuerdo
de la rosa negra abriéndose
en tu carne,
del cuerpo bruñido que se tragó la acera.
Quiero hacerme un tatuaje
que comience en los bigotes
de Salvador Dalí
y termine en un poema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada