lunes, 29 de septiembre de 2014

Sin morisquetas (Soneto)

Así  suelen cambiar los electrodos
de quien se autoproclama: Soy poeta.
Pues por su pretensión, se fue de jeta
copiando y escribiendo igual a todos.

Por eso es obligante hallar mil modos
de hacer un buen soneto, una historieta, 
sin tanta necedad ni morisqueta
y bien estructurado hasta los codos.

Perdonen el abuso, qué mojones
cultivan los que usando la palabra
no estudian y solo hacen ”Verso libre”

Hay alguien en la puerta, suena el timbre
y no es para decir: Abracadabra.
es para darnos libros y lecciones.

sábado, 27 de septiembre de 2014

Carta de aniversario


Chicho:
Hoy estamos cumpliendo 50 años de casados mi bigote querido, y lo quiero celebrar dando gracias a Dios por el maravilloso marido que me reservó, todo un tesoro en un mundo plagado de malos hombres. 
Chicho mío, ¿recuerdas cómo nos conocimos? A mí no se me olvidará jamás ese pisotón que me diste en la fiesta de fin de año del colegio. A pesar de habernos graduado juntos, nunca me habías dirigido la palabra hasta esa noche, en que por primera vez me pediste que bailáramos un mambo de Pérez Prado. 
50 años Chicho, se dice fácil. Pero en todo este tiempo de querernos, pudimos levantar un hogar; y aunque la cosa se complicó con la llegada del sexto muchacho, nos las arreglamos bien sin pedirle prestado a nadie ni ir a joder a casa de mi mamá. 
Todas mis amigas me criticaron cuando me casé contigo, habiendo tanto buen mozo detrás de mí: "Ese novio tuyo tiene los mismos bigotes de Pablo morsa”, “Dolores; o estás ciega o muy desesperada para casarte con ese gordo". Y ya ves; algunas se han divorciado, otras no le hablan a los maridos desde hace años, mientras tú y yo seguimos bailando el mambo número 5 de Pérez Prado todos los sábados, vamos siempre juntos al mercado, a los bautizos, a los entierros, juntos compramos el periódico y la lotería. Juntos vemos cómo sale el sol en el patio por las mañanas.
Por eso Chicho, ¿Que importa si eres gordo y no hablas mucho, si me has dado 50 años de lealtad? Así te queremos tus hijos y yo, y con eso basta.
Gracias por 50 años de quererme tal cómo soy.

Con todo mi amor.
TU GORDA :)

jueves, 25 de septiembre de 2014

El pene ideal en la 3ra edad

La nueva técnica 
para alargar el miembro viril 
solo dura un encuentro, 
dos tragos de agua 
y un momento de honestidad. 

Luego de acicalarse y vestirse 
usted debe salir a la calle
con todos sus ahorros,
un pene imaginario de 22 centímetros 
y una erección del mismo tamaño. 

Busque una adolescente.
Impresionela, sea generoso y necio, 
sea tan absurdo para creer que es 
irresistible, 
sienta que tiene derecho a mejores cosas,
compárela con la anciana 
que lo espera en su hogar. 
guarde silencio por unos minutos,
deje que sea su realidad y no su pene 
el que decida.

Ahora, respire profundamente.

Pague la cuenta, 
sea todo un caballero
mientras la despide en un taxi 
y regrese a casa 
con la leal anciana que lo espera.
Abrácela, dígale que la ama 
con el tamaño ideal del amor 
y siéntese con ella en la sala
a ver CSI

domingo, 21 de septiembre de 2014

La mejor pantaleta de mi vida

Desde mi retorno a la cordura
llevo un recuento pormenorizado 
de mis utilidades 
por ser la señora de.

Tengo, en orden decreciente:
Anatemas en mi dignidad, sarcasmo en polvo, 
noches desastrosas limpiando mi sala,
sirviendo cerveza a los integrantes 
del club de fans del desperdicio.

Mis bonificaciones están pegadas 
al talón de cheques sin fondo 
que ha sido nuestro hogar, y mis hijos, 
admiradores de Osama Bin Laden
me han amenazado con poner
una bomba
debajo de nuestra cama.

Dioses, augures y poetas
nunca habían vaticinado tal desastre
en la vida conyugal de una mujer
que solo esperaba amor
y recibió en cambio una escoba
y una eterna pregunta:
"¿Compraste mi cerveza?"

He pasado toda la noche
escribiendo una declaración de quiebra 
sorna, prístina, céfira,
he pedido perdón a nuestros hijos
por tantas omisiones,
y he lavado toda tu ropa
para cumplir hasta el final con mi deber,
y tengas algo que ponerte en casa 
de tu abuela.

Mis hijos aplauden, tú te encolerizas,
y has entonado en do mayor
que la casa es tuya, 
que la nevera es tuya, 
que la que se va soy yo,
y por primera vez he aceptado
tu generosa oferta. 

Me despido de años de oscurantismo 
y mermelada de poroto.

Mis hijos vuelven a aplaudir,
vuelven a amarme 
mientras yo empaco
lo único que verdaderamente importa:
La mejor pantaleta de mi vida,
la que no dejé que me quitaras.

viernes, 19 de septiembre de 2014

Nocturna melodía

Temprano,
más tarde de la hora acostumbrada
mi cuarto se sienta a leer. 
La cama, al nivel del mar, 
contiene
un ovillo de tela,
una linea quebrada, 
y el ventilador entona
la misma nocturna melodía. 

Medianoche; 
las calles se evaporan, 
surge la niebla,
y el insomnio 
es la única morada.  

Tú, caminas al vacío 
al mismo tiempo que un minuto
te recuerda, 
cierras las manos 
en pos de lo desconocido,
espantas las horas,
luchas contra todos los infiernos
mientras se hace de día. 

Sueño;
tú, quizá vives. O tal vez, 
he abierto el libro que no quiso borrarte, 
relata una historia, 
abisma un olvido,
responde a mis dudas sabiendo 
que tú eres
el ovillo de tela, 
la linea quebrada 
y la misma nocturna melodía.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Venezuela consumida (Soneto)

Que hicimos, buen señor, para ganarnos
esta abominación de porquería.
Que has hecho, Venezuela, quien diría,
que solamente hay leña para darnos. 

Y lo único que hacemos, es quejarnos 
de todos nuestros males hoy en día
para luego callar por cobardía,
por no tener coraje en liberarnos.

Maisanta se revuelca en el infierno
y no me entiendan mal, es de alegría
al ver a Venezuela en bancarrota.

Revolución maldita del eterno.
Al fin ya consiguió lo que quería:
Un pueblo consumido en la derrota.

domingo, 14 de septiembre de 2014

Navegada

Los dos grandes navegados
de mi terruño insular:
La madre del pescador
y el Cristo De Pampatar.

Vinieron hace ya siglos
desde un remoto paraje,
Ella al espíritu santo,
él a decirnos "buen viaje".

Zarparon a ras del viento
con la brújula al oriente,
hacia Pampatar las velas,
hacia El Valle el sol poniente.

El barco encalló en la playa;
la brisa de sal costeña
se ha sumergido hasta el fondo
de la fe margariteña.

Así nos llegó la Virgen
y el Cristo de Pampatar,
dejaron atrás a España
para en Margarita estar.

Por eso, soy navegada
como la Virgen bendita,
como el Cristo de otros mares 
que se quedó en Margarita.

jueves, 4 de septiembre de 2014

Castellano y revolución (Soneto)


Hoy llaman a las cosas francamente, 
dejando de abusar del eufemismo
porque de modo alguno no es lo mismo
ser parte de un rebaño a que seas gente. 

Y todavía en el mundo hay quien consiente
que un término que el academicismo
pregona que es correcto silogismo
es solo letra muerta, simplemente.

Si un multimillonario es un teniente,
si la revolución es hacer patria,
¿la ruina de mi tierra es patriotismo?

La desesperación, ¿imperialismo?
Que no haya luz ni pan es democracia,
¿O así es el castellano en socialismo?