domingo, 25 de enero de 2015

Y DIOS PROVEERÁ

En nuestra historia llena de necios arribistas
no he visto un mamotreto más gafo e incapaz,
que siendo presidente, como quien cuenta un chiste,
nos dice en su discurso: "Y Dios proveerá"
 
De tantas soluciones que dar a los problemas,
de todo lo que no hizo, ni lo que nunca hará,
no tiene este adefesio neuronas ni cerebro
para afirmar triunfante: "Y Dios proveerá"
 
Es tanto lo que sabe de nuestra economía
que solamente suma lo que nos va a restar,
inventa sediciones, conjuras, magnicidios,
haciéndonos más pobres: "Y Dios proveerá"
 
La culpa es de Colombia, de Uribe, de la CIA.
No hay pan, medicamentos, no hay electricidad,
mientras el inefable señor de los anillos
se adorna en demagogia: "Y Dios proveerá"

Con trajes exclusivos, zapatos y corbatas,
viajando por el mundo como todo un pachá,
viviendo como viven los regios comunistas,
luciendo un nuevo Rolex: "Y Dios proveerá"
 
Pensar que al "invencible" debemos este infierno,
pues era el mejorcito que a bien pudo encontrar.
¡Así es que se gobierna!, así es como nos matan,
oyendo de este inepto: "Y Dios proveerá"
 
La más cierta de toda la realidad que vivo
es ver que Venezuela le pide renunciar,
y que no quede huella de sus estupideces,
ni de su triste frase: "Y Dios proveerá"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada