martes, 26 de mayo de 2015

TALLER AUTODIDACTA (Soneto)

La rima es la razón del desvarío,
lección que aprendo más si me equivoco;
pues cuando se ejercita poco a poco,
se triunfa en cada nuevo desafío.


Así edifica al verso el albedrio,
no deja en la nariz ni un triste moco,
y puede que yo escriba algo muy loco,
pero jamás patético y vacío.

Recito cada apunte, es apropiado.
Suprimo lo que suena incomprensible.
Evito lo asonante y medioevo.


Y cuando mi ejercicio ya está armado,
con toda la crueldad que me es posible,
lo borro y lo comienzo a hacer de nuevo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario