jueves, 11 de junio de 2015

Erotismo Lorquiano Vs. poesía seminal

Tras un reciente análisis gramatical
de tus poemas eróticos,
he llegado a la conclusión
de que el sexo fue a dormir
a tu entrepierna.


El erotismo,
con el infaltable
"mírame desnudo y desmáyate"
firmado por alimentos concentrados
para peces,
no es poesía,
es semen sin movimiento
ni esencia.


Ni más ni menos, casi todos, 
Napoleones
en su Waterloo seminal,
en sus versos de próstata inflamada.


Hay que decirlo, escribirlo,
es verdad,
es punto y coma,
es bello mirar a Granada,
al príncipe que sin desvestir,
desnuda,
que sin seducir,
seduce.


Él me ha llevado al rio
creyendo que yo era virgen,
pero ni novio tenia.


Él,
que sin buscar,
encuentra.


Por eso mataron a Federico
los muy maricas,
nunca han podido hacernos sudar
como él lo hacía,
y no le perdonaron
que fuera hombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada