martes, 8 de diciembre de 2015

NO TE VISTAS, QUE NO VAS.

Hoy me adorno con un verso,
con entusiasta alegría

por nuestra patria querida
que en popular votación,
ya tomó la decisión
de nuestro rumbo cambiar
y volver a disfrutar
de una Venezuela unida,
con democracia y justicia
para todos por igual.
 
Hoy el tricolor celebra
con plácido regocijo,
el fulgor del amarillo
que es pertenencia de todos;
el azul, marco sonoro
de las estrellas del cielo,
que en su corazón de fuego
ve su sangre rojo grana
levantarse de la nada,
cual valiente y bravo pueblo.
 
Hoy las décimas se agitan
en mi insignia tricolor,
símbolo de una nación
que no bajará la guardia
ante la voz arbitraria,
ante el déspota indolente,
que de manera insolente
nos apoca, nos humilla,
y piensa que con mentiras
nos someterá por siempre.
 
El que creyó, cual pacato,
que somos personas mansas,
¡Por Dios y la Virgen santa
que en verdad no nos conoce!
Quién presuma en su derroche
que siempre ha de gobernar
y que jamás perderá,
sepa que este pueblo digno
con sus votos ya lo ha dicho:
NO TE VISTAS, QUE NO VAS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada