jueves, 3 de diciembre de 2015

SISMO EN LA PISTA DE BAILE

Hoy abro una crónica por cosas
que no están, hoy
se arrebata de sangre mi nostalgia,
mis luces amarillas por tí,
por ella,

por su cabello negro
planchado, áspero, dulce
canutillo de neón y nalgas prietas,
sismo en la pista de baile.
 
Ojos oblicuos, melodía de tacones,
risa despiadada, uñas abriendo

surcos en mi carne,
cielo de pandemia, espejismos
de aguardiente
pintando una línea imaginaria

entre mis pechos
–derrotados por el humo–
y los tuyos, los de ella,
circón y ámbar.
 
 Llegas aquí
porque no olvido tu cabello,
tu forma de bailar,
y dejo de escribir mientras
presiento
el ruido de tus pasos en la casa,
el beso que me diste en la escalera,
la ruina que sembraste en mi pasado,
y el negro callejón que tú elegiste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada