martes, 26 de mayo de 2015

TALLER AUTODIDACTA (Soneto)

La rima es la razón del desvarío,
lección que aprendo más, si me equivoco;
pues cuando se ejercita poco a poco,
se triunfa en cada nuevo desafío.


Así edifica al verso el albedrio,
no deja en la nariz ni un triste moco,
y puede que yo escriba algo muy loco,
pero jamás patético y vacío.
 
Recito cada apunte, es apropiado.
Suprimo lo que suena incomprensible.
Evito lo barroco y medioevo.

 
Y cuando mi ejercicio ya está armado,
con toda la crueldad que me es posible,
lo borro y lo comienzo a hacer de nuevo.

lunes, 25 de mayo de 2015

SONETO DIVORCIADO V

Entiendo que tu enojo te ha cegado
de un modo que jamás habías vivido,
y quiero ya el divorcio, convencido,
de que toda mi ropa has incendiado.

 
Atrévete a decir que no has quemado
mis medias, mis calzones, y has metido
un animal que casi me ha mordido,
en la única maleta que he llevado.

 
Espero estar muy lejos del alcance
de la infeliz venganza de esta cobra
que me quiere matar donde me vea.

 
Que triste ha sido el fin de este romance,
pero es mucho mejor que la zozobra
de ser Jasón casado con Medea.

sábado, 23 de mayo de 2015

CANTO DE ESPERANZA


Cuando esté marchando con mis compañeros,
no busques refugio detrás de los sables,
no pidas cobijo para tus ideas,
no calles mi canto que embiste y pelea
pues solo defiende nobles ideales.
 
Cuando se aproxime la furia soldada
con sus charreteras, fusiles y soles,

muéstrale los rizos de tu cabellera,
muéstrale el orgullo de mi Venezuela
que ahuyenta y derrota todos los temores.
 
Cuando nos ataquen los perros serviles,
que no vea el infame tus ojos cerrados,
mira al horizonte que nos acompaña,
mira al ciudadano que grita y que canta,
 porque no nacimos para ser esclavos.
 
Cuando se levante la voz de este pueblo
llevará en las manos una poesía,
miles de oraciones en un libro abierto,
la sangre vertida de todos sus muertos,
que siguen luchando contra la injusticia.
 
Cuando esté en la calle nuestra democracia,
cuando esté marchando con mis compañeros,
apunta al fracaso de quien nos oprima,
apúntame al alma, que allí sigue viva
¡toda la esperanza de mi bravo pueblo!

miércoles, 20 de mayo de 2015

Estudio poético de una callejera

Inicio entonces,
a fin de que el establishment asuma que,
de todas las advocaciones posibles,
fui virgen por un buen rato.
 
Pequeña,
–Qué linda la niña,
la pinta y la santa maría–
con mi vestidito de encaje y raso;
lista para el bautizo,
para la primera comunión,
para la boda,
para la foto del recuerdo en la cartera.

Luego,
ya crecida y bien formada
-de carnes, paredes y pechos-
me fui de viaje
por calles y atajos de avenidas.
Me perdí-yo lo sabia-
pero me gustaba.

Hice una sombra en el suelo,
con ella me traspasé la piel,
uniendo amor y dermis
antes de que lo hicieran
los otros. Todo,
-como suele suceder-
salió al revés.
Se unieron los otros,
yo me hice sombra.

Me acomodé en la esquina, me
sonrieron
los líderes del África profunda,
me lanzaron de las copas de los árboles
y caí al océano, allí,
me colgaron de un gancho
en un viejo barco ballenero
y me hicieron sushi, tempura,
aceite de pescado.

La calle es magra, demoledora.
Marca.
Hueca.
Rompe.

jueves, 14 de mayo de 2015

TE AMARÁN POR LO QUE ERES (Soneto)

Quien busque de ser pobre estar exento,
quien quiera tener lujos sin medida,
llegar hasta la tierra prometida,
que lo haga con trabajo y con talento.
 
Quien logre conquistar con su sustento
las preces que se aspiran en la vida,
lo hará de forma honesta, sostenida,
ganando tierra, fama y alimento.
 
Quien sueñe con riquezas y placeres, 
viajar y conocer el mundo entero,
que sea un emprendedor y un estratega.
 
Y todos te amarán por lo que eres;
 un ser que ha prosperado con esmero
  y cosechó los frutos de su entrega.

viernes, 8 de mayo de 2015

PERDÓNAME

He abusado todos estos años de tu compañía,
he sido irresponsable, tonta,
le he dado más importancia
a los capítulos cruciales
de la novela estelar
que a tu cariño;
con premeditación y alevosía te dejé
solo y hambriento
a la buena de Dios.
 
No me mires con esos ojos de Clark Gable,
me haces sentir culpable,
me haces mucha falta,
sobre todo en esas noches donde
anhelo tu cuerpo
tus bigotes en mi cara
y ese dulce ronroneo de ventilador encendido
que me hace dormir profundamente.
 
No me entiendes, lo sé.
pero igual te lo digo,
perdóname.
Y como soy manipuladora,
te voy a conquistar con una lata de atún.
 
Es la forma que tengo de decir que te amo,
mi gato de felpa,
por todas esas noches que olvidé
darte de cenar.

jueves, 7 de mayo de 2015

LOS DAMEROS DE MI MADRE

Madre duerme,
acaba de salir el sol por donde
suele hacerlo todos los días.


En la cocina el agua se agita
a ritmo acompasado,
el café se ahoga en un remolino
y se convierte en espuma azucarada.

 
El patio comienza
a llenarse de hojas, pájaros, nísperos,
y algunos cachivaches
que esperan al recolector
de aluminio y cobre.

 
Madre despierta,
y en la cama,
-rosario adherido a los dedos-
reza.

La taza de madre tiene un arabesco
que parece un candado,
una cuchara inmensa para tomar
la sopa,
un cuadro de autor desconocido,
una biblia gastada, 

dos batas de casa llenas de agujeros,
ojos tristes,
manos expresivas.
 
Madre se persigna;
piensa en el diminutivo
que no ha resuelto en el crucigrama,
en el damero a punto de liquidar,
pero recuerda que
ha tenido un sueño,
y debe comprar sin demora
el infaltable veintiuno
en triple y terminal.
 
El café invade la vieja casa,
crisol imaginario
lleno de poesía.


Ella sabe que le llevaré su marrón,
aunque tiene,
-como siempre-
un paño cubriéndole los ojos,
me mira,
sonríe en mis recuerdos,
toma su taza, su bolígrafo, vuelve
a su damero,
y yo comienzo a escribir.

martes, 5 de mayo de 2015

SONETO DIVORCIADO IV


Hoy has perdido el juicio y tus cabales,
hoy tienes la completa certidumbre
de que finalizó mi mansedumbre.
Si tienes tantas quejas, dime cuales.
 
Igual que lo hacen ciertos animales,
que brincan con la cresta echando lumbre,
igual tú no has perdido la costumbre
de echarme a mí la culpa de tus males.
 
Y como te conviene hacer un trato,
te asombras, me amenazas a sabiendas
de que puedo acusarte por maltrato.
 
Allí dejé las lámparas y el gato,
me llevo las pinturas y las prendas,
y busco otro marido de inmediato.

sábado, 2 de mayo de 2015

Indumentaria y estilo (Soneto)

Es útil valorar la indumentaria,
camisa, cinturón y pantalones,
y no estar ataviado con jirones
en nuestra profesión y vida diaria.
 
Igual nos enseñó la secundaria
acentos, coma, punto, exclamaciones,
retórica vital en ocasiones,
y en muchos menesteres, necesaria.
 
Así como funciona la limpieza,  
se luce un buen soneto si se viste
con ropas adecuadas y sencillas.
 
Catorce versos que hacen maravillas.
Satírico, romántico o muy triste,
pletórico de gracia y de belleza.