sábado, 9 de enero de 2016

NADA QUEREMOS DE HUGO CHAVEZ

Llegó lo que faltaba, las sandeces
de la revolución agonizante
haciéndose la víctima, tunante,
y hablando de las mismas idioteces.

Declaran con la voz casi en un hilo
la banda de ladrones caraduras,
rasgando de dolor sus vestiduras
con lágrimas de viejo cocodrilo:

"Qué ofensa a nuestro eterno comandante,
qué insulto, qué sacrílego pecado
al padre de la patria venerado.
Qué han hecho con las fotos del diamante". 

El pírrico mojón por el que llora
la mafia pervertida y traicionera,
que cerca del final se desespera,
e invocan al difunto en mala hora.

¡Hipócritas! El pueblo ha derrotado
el culto al megalómano y orate;
la ruina de este pueblo, su dislate,
la causa de que todo esté arrasado.

Les puedo asegurar con energía,
que todos celebramos esas fotos 
que a la basura van, junto a los tontos
que tanto veneraban su falsía.

Que vaya a la basura, sin más gloria
que un brujo y una vela, pues bien sabes 
que ya nada queremos de hugo chavez,
ni de su triste paso en nuestra historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario