lunes, 1 de febrero de 2016

TE LLEVASTE CONTIGO LA ESQUINA

¿Por qué de todos los colores existentes,
de todos los marcos degradables
y todas mis citas frustradas,
tuvo que ser la tuya la más deseada?
 
¿Para qué vive la nostalgia
de rodillas, soportando
la arritmia involuntaria que llega
por la constante pérdida de aire?
 
La noche no entiende
de escritura por encargo,
no es la sede de mis desvaríos
 ni es causa de mis ojos brillantes,
solo me hizo volver

al punto de partida.

Yo quise morir primero,
yo entendí que
al irme antes,
no dolería tanto la espera.


Yo quise irme primero,
pero lo supiste,
y como siempre,
corriendo como nadie,
volando en la humareda,
amando sin amarme,
viviendo entre mis manos,
te adelantaste
y te llevaste contigo la esquina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario