miércoles, 25 de mayo de 2016

CUANDO NOS QUEDAMOS SOLAS

¿Para qué vienes? Para mí,
lo haces porque estás
más loca que yo, más lejos,
más pronto que tarde nos miran
las manos encaladas, nos venden pesado,
nos rompen vestidos y vulvas.

¿Para qué vienes?, ¿Para invocar
antiguos tratados de paz discutidos
en un cementerio,
firmados por fantasmas de historias
que ya nadie menciona?,
¿Para asustar a niños, mascotas
y alambres
con tu cara de indigencia irrompible? 

Pasa el tiempo,
pasan todas las voces de ceniza,
pasa la muchedumbre que nos señaló
con sus cabos de velas
y su moral de primera plana,
pasa lo imposible,
pasaste hace milenios.

Siempre fue así, siempre será,
siempre fui la que valió la pena,
siempre fui la que puso las ganas,
siempre fui mejor que tú,
siempre tuvo razón mi madre,
pero eso lo supe
cuando nos quedamos solas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario