martes, 17 de mayo de 2016

HACE MUCHAS METÁFORAS ATRÁS

Las herramientas me fallan nuevamente,
no puedo utilizarlas
como los letrados acostumbran.
 Mal me ha ido con la celestial retórica,
plato principal de los poetas,
contorno del excelso intelectual.

¿Qué puedo hacer?, ¿Qué puedo decir?
 A mí no me acunó el polisíndeton
ni las personificaciones,
a mí no me dijeron poeta en la facultad,
a mí me agarró el silbido, la esquina,
la bolsa de coca por sorpresa;
el semen en la garganta me despojó
de mis posesiones,
me puso una hojilla en el paladar,
me tragó por completo
y lanzó mi cabeza a la noche erecta
para que me sobaran los pechos los policías
hace muchas metáforas atrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario