martes, 14 de junio de 2016

AMOR CABALLO


¿Cuántas veces te dije
que el sexo tiene que ser bestial
o aburre?,
¿Dónde magnificaron
al aparato genital masculino,
revistiéndolo de propiedades inexistentes?. 
Lo ignoro,
pero obviaron lo importante: humildad.

El pene no es sencillo, no es modesto,
miente compulsivamente,
se alaba, magnifica, presume
de correr con tanta vehemencia,
que pasa de largo
y hace el papel de tonto.

No me toca consolarle, le doy crédito
al sexo animal que nada dice,
que calla;
nos ha dejado sin habla tanta fuerza,
tanta territorialidad en un abrazo,
tanto ser ambiguo en el amor caballo,
crin desparramada al viento,
frio suelo contra mi espalda,
trote, cabriola,
fugaz gorjeo que fluye
del sudor de nuestra carne.

Cada quien toma posesión
de su entrepierna
sin compartir tanto credo necio,
porque no es más intenso
el que más corre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada