martes, 26 de julio de 2016

LO MÁS VERDE

Cara es la lealtad,
caro el abono que espera
a la rama desprendida
alimentando con ella el amor propio,
rechazando sórdidas excusas 
sobre la muerte
de nuestra indiferencia.
 
Se ha encontrado lo más verde,
árbol nacido
en ese espacio tan pequeño
ocupado por la lectura
de un buen libro,
la soledad anhelada,
o el grato silencio que brinda
el perro amante
echado a nuestros pies,
salvándonos de la frialdad.
 
No ordeno los papeles deformes,
no archivo mis espacios en blanco;
allí están clasificadas, en orden
decreciente, 
todas las notas escritas,
y no encuentro ocasión
para limpiarlas,
tiempo para verlas,
ni momento de perdón
    para olvidarlas.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario