lunes, 8 de agosto de 2016

AFICIONADA A TUS MAZMORRAS

Yo soy aficionada a tus mazmorras.
Por ti haría de un encuentro
un día de fiesta,
por ti dejaría de ser un punto indeciso,
 desolado,
por ti volvería al mundo, 
a la universidad, a viejos tiempos,
a la cotidianidad del día,
a la casa sola,
a la piel gastada por los codos,
los vidrios y la espera.
 
Yo soy el remanente de otras muchas,
que solo viven
lo que sentencian
quienes nos matan.
Con gusto me partiría en dos, tres
y más porciones del pastel que conmemora
las arcas de la alianza y el romance
que siempre me hizo suspirar
viendo la televisión, el horario estelar,
el falo de todas las mujeres solas.
 
Por un segundo de dicha a tu lado
cerraría los ojos, los libros,
las puertas de todas las llaves,
las melodías que bailan
las hordas de invidentes
y las musas que gimen
y que lloran por costumbre.

En tu honor pintaría de blanco
las paredes y los techos
de todas las entrañas que conozco,
de todas las sonrisas taciturnas,
de todos los ovarios que me duelen,
de todas las verdades que se han muerto.
Yo vivo en el rincón de una memoria,
donde la calma
es un minuto extraño que no llega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada