lunes, 26 de septiembre de 2016

AY DE NOSOSTROS


Ay de todos nosotros,
fardos que se arrojan a una fosa,
hijos de la peste y el incesto
entre la sumisión y la eutanasia.

Ay de todos nosotros,
muertos sin dolientes, 
 hambre limosnera,
 tierra desolada,
circo de hienas sodomitas
que devoran
las carnes y el orgullo
de mi pueblo.

Ay de todos nosotros,
ayer fuimos
el reluciente espejo de la democracia
y hoy somos
una sombra llena de dolores,
una bota militar
en nuestras caras,
una revolución de mierda
en nuestras vidas.

1 comentario:

  1. Cómo te entiendo, yo soy cubano, y aunque estoy en Europa desde hace mucho, allá quedan los amigos y parte de la familia padeciendo el temblor del verde olivo.

    Un abrazo, Emilia.

    ResponderEliminar