miércoles, 9 de noviembre de 2016

ESTUDIO POÉTICO DE ELLA

Nos divide una vida,
nos separan los mares que otras rutas disponen,
nos atrapa un poema
desatado y cautivo de sus pechos turgentes,
que toco y acaricio en estos versos.

 Un vago pensamiento me cohíbe.
Surge en sus ojos,
vive en su sino,
vibra en su boca.

Ella está, pero está.
Lo que dice la ausencia lo refrenda el sonido
del azul que circula
por sus manos delgadas,
por sus hábiles dedos,
por su voz y su risa.

No me acosa la idea,
no me siguen los pasos de quién nunca
me ama,
no hay espacio ni nieve
que disipe el otoño que jamás me ha vivido.

Solo miro el silencio
que se pinta de cera,
solo siento las luces que me llaman, me dicen
que se acerca la nada,
que estoy llena de nada,
que no fluye del aire ni una mínima
sombra
que me lleve en los hilos
que entretejen la noche.

Ella es todo,
ella es.

2 comentarios:

  1. Me ha gustado éste poema en particular, es la primera vez que leo un poema suyo. Debe ser delicioso vivir en una isla con viento fresco todo el día, verdor y agua. Fue eun placer conocerla y siempre estaré al tanto de sus publicaciones. Luis

    ResponderEliminar