viernes, 4 de noviembre de 2016

ESTUDIO POÉTICO DEL ALBA

Describiré el amanecer
desde una ventana sin rejas.
¿No ha sido suficientemente sustraído
de los sordos vericuetos de la noche?

El alba es un sesgo a la manía de soñar,
es el frío que cordialmente invita
a permanecer en el lecho,
recuerdo premeditado de todos los horarios
y obligaciones.

El alba es una página
que todos los días se dobla
y por encima de toda duda,
es silencio.

Se levanta, asume, escribe,
piensa en los alcances
del calentamiento global
al asomarse el primer rayo de sol
que le precede.

Hoy he abierto la ventana,
extendí mis brazos
y observé durante un momento
el alba celestina.
Las sombras corren asustadas,
la niebla corona el verde cerro
que limita al sur
de todas mis madrugadas.     

6 comentarios:

  1. Unos versos precioso Emilia. "El alba es un sesgo a la manía de soñar... Me ha gustado. Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. Indudablemente el alba es silencio. Hermoso poema querida Emi

    ResponderEliminar
  3. ...has nacido para esto, sus letras gran regalo para mi existencia...

    ResponderEliminar