lunes, 28 de noviembre de 2016

MAKE ME HAPPY

Mira mi vida,
tú no digas nada,

tú sigue acariciándote los goznes,
los clavos, los tornillos, las bisagras
y mantén esas manos donde yo las vea.

Lindo glande,

linda naturaleza muerta
pintada con saliva de colores,
lindo prepucio, revestido
de latex con sabor a circunstancia.

Date,
date pues, abrevia,
azota sin clemencia, precipita
las olas hasta el límite del semen,
pon los deditos ahí, así, 

sin pausa ni misericordia.

Hurry up, harder, make me happy,
make me la rumba y sus entrañas
abiertas de sarna y poesía.

Just a minute,
¿No se te para, darling?
Eso no es culpa mía, no te devuelvo
los años que perdimos en correr,
no te devuelvo la noche, la vista desolada
ante la pálida luz del día.
Tanta pipa,
adormece.

2 comentarios:

  1. Te felicito por esta entrada, Emilia.
    Es un auténtico frenesí literario envolviendo naturaleza viva.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar