lunes, 20 de abril de 2015

ELLA IV

Por motivos varios,
me he replegado a un eje donde

solo habito yo,
a la espera.


Por asuntos necios,
me he cohibido de decir
aquello que no estaba por decirse.
Por mi lento modo de andar,
el tiempo truena,
pues no tiene paciencia,
no luce adornos,
no tiene punto final
y no soporta mi vida conforme.

Por una angosta senda
se bifurcan mis líneas,
por un desconocido mañana,
y en vez de ir adelante,
va como puede,
va con desgano,
va por costumbre.

La que me escribe, 

corta papel,
tensa paredes,
desconcha rejas,
bruma en un verso la carga.


 Yo salgo en ocasiones, 
dejo a los planetas orbitarme,
 dejo que el camino me recorra,
ella no,
ella no,
ella, nunca.

1 comentario:

  1. Nuestro peor enemigo nos habita en sí mismos.

    Mil besitos y feliz día

    ResponderEliminar