miércoles, 19 de agosto de 2015

Estudio poético de una foto muy vieja

Debes tener añil en las cordales,
o un trasto de soldar en el cerebro.
¿Todavía conservas el álbum de colores,
que no tiene colores?
¿Todavía tienes esa foto
de cuando era virgen y buena?.
 
Qué cara... ¿Esa era yo? Esa era
la tapa del libro de coquito, de los días
de sol, 
de la Barbie de bodega,
de los años previos al desastre.
 
Ya no tengo tiempo para estupideces,
los daguerrotipos, me saben;
el cuarto oscuro, si, ese
lo llevo aplastado en la matriz, arando
y reproduciéndose.

Ya se acabó el revelado, el sepia,
los días de plaza, palomitas
y cine,
ya no tengo cara de butterfly,
de ovejita lanuda y bañada
en colonia para bebés.
 
Mira,
vuelve a mirar,
la sanguijuela absurda que me vive,
los clavos que me cuelgan de las cejas.
 
Tengo cara de roña,
tengo cara de larva,
tengo cara de puta,
tengo cara de cédula,
tengo cara de muchas entradas
al anexo femenino
de las perdedoras.
 
¿Esa era yo?,
¿En que mundo estaba?
Ya no tengo tiempo para recordar.

1 comentario:

  1. Soberbio!!!
    Un Poema lleno de todo ese estadio que da el tiempo y la experiencia.

    Mil besitos preciosa.

    ResponderEliminar