martes, 16 de febrero de 2016

Brasil no es Berna

El programa de Alfred Hitchcock
era a las 8 p.m.
Cuando comenzaba la función,
comenzaba mi confusión.

Mi hermano me decía loca.
Él veía
–y tú también–
la barbilla, los ojos y el clásico
perfil del director, pero yo no.

Yo no veía una cara de leyenda
en curso,
yo no veía Los Pájaros, ni Marnie,
ni a Grace Kelly
buscando Europa, 
yo veía una e, una e inmensa,
una doble curva, un signo,
una senda ascendente,
una señal de transito,
yo veía una letra
repartiendo trompadas para sobrevivir.

Yo veía solo para mí,
creo que por eso
soy zurda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario